miércoles, 22 de septiembre de 2010

Veamos: es muy simple, mi nivel de enfado es directamente proporcional al volumen de sus gritos, asi que cuanto mas me chille mas me voy a enfadar y menos caso le voy a hacer.
y otra cosa: el volante y los pedales: LOS CONTROLO YO!!! asi que por favor, deje de frenarme en medio de una puta curva si no quiere que nos matemos o de agarrar el volante en las rotondas, porque, po si no se ha dado cuanta en las ultimas 30 practicas, cuando usted lo agarra yo lo suelto, no por nada, lo hago solamente para que se de cuenta de que si que se controlar el coche pero si no tengo a un señor que huele a rancio con aliento a ganchitos gritandome al oido

2 comentarios:

  1. Que...estresante.Creo que nunca me apuntaré a una autoescuela x)

    ResponderEliminar
  2. pfff eso si debe ser duro no?
    suertee!!

    ResponderEliminar